Presentar esta especie procedente de la India, es una oportunidad, que los inversionistas madereros muy en particular las grandes empresas que se desarrollan en nuestro país, y las instituciones del Estado no pueden darse el lujo de ignorar, ya que es una brillante y espectacular alternativa para sembrarlo, cultivarlo y difundirlo en nuestro país, sobre todo como un árbol que definitivamente es una opción concreta y contundente como cultivo para combatir la depredación de la naturaleza, mejorar y proteger el medio ambiente, el ecosistema, y ser un cultivo alternativo a los sembríos ilegales de coca.
El Cedro Rosado de la India, una especie muy útil para la recuperación de tierras, y por pertenecer a la familia de las leguminosas, favorece la absorción del Nitrógeno libre para incorporarlo al suelo. Mientras otras especies maderables crecen en su primer año de medio metro a un metro de altura, el cedro rosado puede alcanzar tres metros en la Costa y 5 metros en la Selva en ese mismo tiempo, fenómeno que ha sido personalmente comprobado por nuestras propias experiencias.
Es un árbol resistente a plagas y enfermedades, y puede utilizarse con cultivos asociados a partir del tercer año, ya que su raíz es profunda alcanzando de 4 a 4.5 metros. Se utiliza como árbol de sombra para las plantaciones de café. Cuando se corta dicho árbol en su etapa maderable (7, 8, 9, y 10 años), tiene una capacidad de rebrote, y emite un vástago (una pequeña ramita), que le permite retomar nuevamente su crecimiento y volver a formar una nueva planta o árbol. Este fenómeno se puede repetir cuatro veces consecutivas en cuatro décadas aproximadamente o sea tendríamos plantaciones renovables hasta por 40 años. Esto reduce los costos, porque no es necesario plantar un nuevo árbol, donde se sembró el árbol inicial. Es muy difícil encontrar tantos atractivos en otras especies, señalan algunos expertos internacionales.
Por su rápido crecimiento, el cedro rosado puede aprovecharse su madera para la fabricación de celulosa a los tres años, y por la buena consistencia de su madera, a partir del cuarto año, puede ser utilizada para cajas de empaque. En Estados Unidos y Europa, fabricantes especializados importan esta madera de la India, para la fabricación de muebles finos, en el mercado internacional; las maderas se cotizan por su variedad de vetas y colores, así como su fácil aserrado como torneado y esta especie es rica en dichas cualidades
Las hojas del árbol, contienen excelentes nutrientes, para uso de forraje, de acuerdo a un estudio bromatológico realizado. Resulta estupendo como cortina rompevientos por la profundidad con que crece su raíz de anclaje al actuar como muro de contención, evitando con ello desbordamiento de los ríos; sirve para producir miel, ya que es un árbol melífero, y atrae a las abejas; se usa también para fabricar tripley, tarimas, fabricación de durmientes, enchapes, parquet y una diversidad de usos en la industria maderera y sus derivados.
Sus hojas también se utilizan para la fabricación de compost, para mejorar la calidad de los suelos agrícolas. Esta especie la recomiendan en Kenya y Uganda para reforzar bancos de ríos, y para estabilizar terrazas, laderas de cerros, protección de acequias. La madera es muy durable, pesada y moderadamente dura y compacta, es fácil de trabajar y apropiada para el torneado, tallado y pulido. Y para durmientes de ferrocarril.
El Cedro Rosado de la especie propuesta ( conocido tambien como Mundani), exige poco, tolera poca sombra cuando joven. Está mejor indicado para temperaturas de 19°C a 35°C y aún más soportando temperaturas de hasta más de 45°C. Crece mejor en suelos con capa ancha vegetal, y bien drenados, pero también crece en suelos delgados y compactos. Se desarrolla en suelos con un rango de pH de 4 a 8. Crece desde el nivel del mar hasta los dos mil metros de altitud, en zonas cálidas.
Aguanta períodos de sequía pero que sean cortos. Soporta también suelos húmedos. En países centroamericanos ha alcanzado alturas de 25 a 30 metros, pero en su país de origen como la India, Kenia, Uganda y Tanzania alcanza alturas de hasta 60 metros; su fuste es cilíndrico y limpio en ramas en las ¾ partes de su altura desde la base del tallo. Las ramas son relativamente delgadas y están dispuestas horizontalmente. La copa del árbol abarca un área de sombra de 22 a 28 metros cuadrados. La corteza es delgada y de color gris claro. Su tronco en la base alcanza un diámetro desde 90 centímetros hasta 3 metros.
Para plantaciones agrícolas comerciales recomiendan una densidad de 3 x 3 metros o sea estamos hablando de una población de más de 1,100 árboles por Hectárea. Datos obtenidos del exterior nos informan que en esta especie, un árbol de 7 años, está cotizado sembrado en el terreno alrededor de US$ 120 a US$ 160 dólares americanos cada uno, o sea podemos estimar una cantidad que bordea alrededor de US$ 150,000 dólares por Hectárea entre 7 a 10 años. Se estima tambien sembrarlo en distintas densidades, para lo cual tenemos estudios simulados de producción por hectárea.